Hipertensión, la asesina silenciosa

hipertension-presion-arterial-colesterol-trombos-cardioproteccion-equipos-medicos-ingenieria-hospitalariaLa presión arterial elevada mata a diez millones de personas en todo el mundo, y muchos de los afectados no saben que la sufren hasta que es demasiado tarde.

Junto con el tabaco, la hipertensión es el factor de riesgo que más contribuye a la mortalidad en todo el mundo. En los últimos tiempos, nos vamos encontrando con sorpresas. A la conocida hipertensión de bata blanca –la que aparece en la farmacia o en la consulta del médico solo por pensar que nos la van a tomar, y que desaparece cuando salimos de ellas–, se le ha unido el descubrimiento de su reverso: la que se mantiene enmascarada y no se refleja en el tensiómetro cuando vamos a controlarla.

Otra novedad especialmente importante y controvertida es el cambio de criterio sobre lo que se considera tensión alta. Los autores de las nuevas guías norteamericanas sobre la enfermedad han decidido disminuir el umbral de peligrosidad. Eso ha hecho que, de la noche a la mañana, 31 millones de estadounidenses se acostaran estando sanos y se levantaran siendo hipertensos. De acuerdo con la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), de implantarse el mismo rasero en nuestro país, cinco millones de personas sufrirían también esa repentina transformación; hasta el 47 % de la población adulta estaría afectada por la temible dolencia.

Actualmente, en España, la máxima y la mínima están entre 140 y 90 –o 14 y 9, como se suele decir coloquialmente–, aunque depende también de la edad del paciente. Esos dos números se refieren a milímetros de mercurio –mmHg–, una medida estándar de presión. El primero o más alto es lo que se conoce como presión sistólica y el segundo o más bajo como diastólica. Cuando el corazón se contrae en su movimiento de sístole, la presión aumenta, de ahí que se la conozca como la máxima. Cuando se relaja en la diástole, disminuye hasta alcanzar la mínima.

¡Peligro de trombos!
¿Pero por qué es tan peligrosa una tensión arterial elevada? Son varios los mecanismos y las amenazas: una mayor presión obliga al corazón a hacer más esfuerzo, lo que puede provocar una insuficiencia cardiaca. Además, actúa contra la pared de los vasos sanguíneos, el endotelio, y esto favorece que se formen y depositen placas de grasas, colesterol, calcio y otras sustancias que los van estrechando –lo que se conoce como ateroesclerosis–. Al mismo tiempo, propicia la aparición de coágulos que pueden dar lugar a trombos.

El resultado es que se van dañando órganos como el corazón, el cerebro y los riñones, y que aumenta progresivamente el riesgo de infartos, ictus, demencias e insuficiencia renal, entre otros peligros. La hipertensión provoca cerca de diez millones de muertes al año en todo el mundo.

Uno de los problemas de la pruebas que se practican en las consultas es que más de un 10 % de los casos se corresponden con la mencionada hipertensión de bata blanca: personas a las que le sube la presión arterial por el mero hecho de examinarse. Por eso, y para que los resultados sean más fiables, deben confirmarse mediante mediciones que el paciente se hace a sí mismo en casa, “en días diferentes, durante una semana y a distintas horas”, explica Vignoli.

Monitorización durante 24 horas
La prueba MAPA (Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial) ofrece asimismo una mayor precisión. Se coloca al paciente un aparato llamado holter que tiene que llevar puesto durante 24 horas. El dispositivo se activa cada quince minutos para tomarle automáticamente la tensión. “Ahora mismo, podría contar con él el 50 % de la población, pero con mucha variación entre regiones. En Andalucía, por ejemplo, esta cifra se reduce a poco más del 20 %”, comenta el médico Enrique Martín, que forma parte de la junta directiva de la Sociedad Española de Hipertensión.

El uso de estos ingenios ha permitido observar en los últimos años un fenómeno contrario al de la bata blanca. Se trata de la hipertensión enmascarada, aquella que no aparece en la consulta, aunque sí en el día a día. “Es más frecuente de lo que imaginábamos y, posiblemente, más grave”, asegura Martín. Como se suele detectar tarde, ya lleva mucho tiempo ocasionando daños. En total, si tenemos en cuenta la definición actual de esta dolencia, hay diagnosticados en España unos diez millones de hipertensos. Y se estima que hay otros cuatro millones que lo son y no lo saben. Además, de los que reciben tratamiento, “menos de la mitad tienen la tensión bien controlada”, dice Martín.

Fuente: muyinteresante.es

7 tips para cuidar su salud en el lugar de trabajo

salud-ocupacional-trabajo-oficina-productividad-obesidad-presion-arterial-cardioproteccion-equipos-medicos-ingenieria-hospitalariaCuidar nuestra salud en el trabajo es indispensable para tener una buena productividad y una mejor calidad de vida; sin embargo, algunos de nuestros hábitos impiden que esto lo hagamos diariamente.

De acuerdo con información publicada por Mayo Clinic, pasar mucho tiempo sentado en un escritorio detona diversas enfermedades como obesidad, aumento de la presión arterial y de los niveles de azúcar en la sangre. Para evitarlo, a continuación te presentamos 7 tips para cuidar tu salud en el trabajo.

  1. Mesa ajustable. Crea una propuesta para que la gente de tu trabajo adquiera mesas que se adapten a tu altura correcta, de esta manera te sentarás de una forma adecuada, sin que te cuelguen los pies o inclines demasiado la espalda.
  2. Silla ergonómica. Escoge una que se adapte a tus movimientos y que evite la rigidez. La mejor es aquella que permite el movimiento durante todo el día mientras estás sentado. Utiliza el respaldo de la silla para sentarte de forma erguida.
  3. Escalón para tus pies. Evita la retención de líquidos y activa tu circulación sanguínea con un pequeño escalón para tus pies. Colócalo debajo de tu escritorio.
  4. Teclado ajustable. Evitará que las muñecas queden presionadas en el escritorio o en el teclado, lo cual pude generar dolor de cuello, espalda o el síndrome del túnel carpiano.
  5. Auriculares. Si pasas la mayor parte de tu tiempo en el teléfono, utiliza una diadema, con ello reducirás el dolor de cuello y de hombro, porque liberarás toda la tensión.
  6. Iluminación. La mayoría de las oficinas tiene focos que se encuentran en el techo, los cuales muchas veces no iluminan correctamente el espacio en el que laboramos. Para reducir la fatiga visual y los dolores de cabeza, utiliza de una lámpara ajustable.
  7. Ratón inalámbrico. Elige un ratón que no tenga cables y que tenga un soporte integrado. De esta manera, mantendrás una buena postura y te olvidarás de los dolores de hombros, brazo y espalda.

 

Otra forma de prevenir lesiones y enfermedades en el trabajo es estirarte algunos minutos, caminar durante cinco o 10 minutos, pararte mientras hablas por teléfono y llevar una dieta balanceada de cinco comidas al día. Y tú, ¿cómo cuidas tu salud en el trabajo?

 

Fuente: www.bienestar.salud180.com

Paisas inventan nueva forma de tomar el pulso

pulsometro-corazon-presion-arterial-ingenieria-hospitalaria-equipos-medicos-cardioproteccion-medicinaPor más de 100 años se ha escuchado el corazón con un brazalete. Este instrumento, que se infla y se desinfla alrededor del brazo, aún se usa para medir la presión arterial de una persona. Los sonidos del pulso le dicen al médico si la presión es alta o baja: 90 latidos por minuto es un ritmo acelerado, menos de 60 es lento. Hasta ahí.

Esta técnica no es muy rápida ni portátil, y tampoco proporciona medidas continuas en el tiempo. Así que investigadores de todo el mundo siguen intentando cambiar y mejorar estos instrumentos.

Un trabajo interdisciplinario unió a 10 investigadores colombianos y alemanes para desarrollar el primer dispositivo que toma la presión sin brazalete, en el oído, y que han llamado Pulsómetro auricular.

Una patente que persiguen varios grupos de investigación de todo el mundo.

EL COLOMBIANO habló con Dagnovar Aristizábal Ocampo, médico cardiólogo con posgrado en hipertensión de la Fundación Oschner en Nueva Orleans y director de Sicor, el centro de investigación de Medellín que, junto con la empresa alemana Custo-med, lidera la innovación tecnológica que podría cambiar la forma en que se diagnostique la hipertensión y otras enfermedades del corazón.

Desde 1995 Aristizábal indaga las bases genéticas de la hipertensión arterial esencial en Colombia, campo en el que él y su grupo son pioneros.

Es investigador de amplio reconocimiento internacional en manejo de riesgo y nuevos modelos de atención en salud cardiovascular y realiza trabajos de investigación clínica y epidemiológica para estandarizar el análisis del riesgo de enfermedad cardiovascular en Colombia.

Cuéntenos del pulsómetro auricular, ¿de qué se trata esta innovación colombo-alemana?

“Este es el primer dispositivo capaz de medir la presión arterial y el flujo sanguíneo en forma continua dentro del conducto auricular, sin utilizar un brazalete.

Usa una técnica llamada fotopletismografía para medir la velocidad de la onda del pulso que genera el corazón. Se pone en el oído del paciente con una banda alrededor de su pecho.

A diferencia del brazalete, el pulsómetro da mucha más información. Permite conocer cuánta sangre sale del corazón en cada latido, por ejemplo, ofreciendo al médico datos claros y críticos para obtener un diagnóstico más preciso.

Este aparato decodifica el alfabeto del corazón. Puede informar, a través de algoritmos, si el ritmo del corazón está alterado, como funcionan las arterias y porqué el sistema nervioso central se está estimulando excesivamente, como otro ejemplo.

De otra manera, obtener esta información solo podría conseguirse sumando la información de cinco o seis estudios diferentes como un ultrasonido vascular, un holter y un análisis de la variabilidad de la frecuencia cardíaca”.

¿Por qué en el oído? Eso es muy diferente al lugar en el que se usa el brazalete.

“Por la conexión con el cerebro. Para nosotros es de gran interés explorar la relación que hay entre el cerebro y el corazón. Al parecer no solo el cerebro puede cambiarnos, también regular nuestro pulso cardíaco a través de la respiración puede enviarle información a nuestro cerebro sobre cómo estamos”.

Así que la meditación tiene más ciencia de lo que pensábamos.

“Así es, hay mucha más ciencia de lo que se creía en las técnicas de respiración y lo que los neurocientíficos han llamado mindfulness”.

¿Con el pulsómetro auricular podríamos conocer la causa precisa de nuestra presión alta o baja?

“Sí, este aparato mejora la capacidad de diagnosticar, es costo efectiva. Su simplificación la hace masificable, y una de las cosas que nos parecen más importante es que se puede usar en ambientes por fuera de los hospitales, un objetivo claro de la medicina predictiva y personalizada”.

Con el fin de personalizar la medicina, ¿las herramientas deben mejorarse?

“Así es, lo que se ha llamado medicina de precisión nos presenta retos impresionantes de ser más exactos y hacer uso de los nanocircuitos, de la tecnología wireless (inalámbrica), etcétera. Todo para ayudar a generar información personalizada y de fácil acceso para mejorar los tratamientos de muchas enfermedades”.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en los países desarrollados. ¿Esto se debe principalmente a problemas genética o a malos hábitos de vida?

“Cada vez es menos genética. El 75 % de las enfermedades cardiovasculares no existirían de no haber sedentarismo, alimentación inapropiada, sobrepeso y hábitos malsanos como fumar. Esto según la Organización Mundial de la Salud”.

Conocer que los malos hábitos de vida son la causa de muchas enfermedades no parece cambiar la forma en que muchas personas se preocupan por su salud…

“Tal vez, pero poco a poco las personas son más conscientes de que no solo se trata de vivir más sino de tener una mejor calidad de vida”.

Para terminar y a modo de reflexión sobre el futuro: ¿Tener tanta información a la mano conectada con nuestros dispositivos de uso diario sí ayudará a mejorar la salud de la gente?

“Muchas acciones humanas son altamente inconscientes pues no generan una retroalimentación inmediata. Prototipos como este, que podrán conectarse por Bluetooth con nuestros teléfonos celulares o relojes inteligentes y nos permitirán tener acceso a información en tiempo real, nos sitúan en una nueva era.

Esta nueva época nos permitirá ver las cosas de forma diferente.

Nuestras conductas presentarán una respuesta inmediata y no habrá forma de ignorarlas”.

Fuente: elcolombiano.com

Nueva definición de qué es la presión arterial alta.

presion-arterial-alta-corazon-infarto-cardioproteccion-dea-aed-desfibrilador-externo-automatico-cardioproteccion-equipos-medicos-amigo-corazon“Hay muchas evidencias de que la presión baja es mejor para su salud”, dijo el médico Steven Houser, anterior presidente de la AHA en una rueda de prensa sobre la nueva guía.
Estas nuevas guías, dijo “reflejan la nueva información y debería ayudar a la gente a prevenir, diagnosticar y tratar la presión sanguínea alta pronto”.

La recomendación se basa en el análisis de cerca de 1000 investigaciones sobre el tema, una tarea que tomó 3 años.
Con base en las guías, estas son las categorías en cuanto a la presión sanguínea:

  • Normal: menos de 120 mmHg la sistólica y 80 mmHg la diastólica.
  • Elevada: entre 120 y 129 para la sistólica y menos de 80 la diastólica.
  • Hipertensión 1: entre 130 y 139 en la sistólica y al menos 90 en la diastólica.
  • Hipertensión 2: Al menos 140 la sistólica y al menos 90 la diastólica.

La guía elimina la anterior categoría prehipertensión, que se usaba para personas con presión entre 120-139 en la sistólica y entre 80-89 para la diastólica.
Distintos estudios sugieren que mientras menor la presión sobre lo que antes se tenía, mejor para la salud.

Los investigadores saben ahora que una presión de 130-139 y 80-89 ofrece el doble de riesgo cardiovascular en comparación con quienes tienen una normal, explicó en una declaración Paul Whelton, profesor de Salud Pública en Tulane University y cabeza de las nuevas guías.

Fuente: elcolombiano.com

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Twitter