En 2022, 9 de cada 10 médicos utilizarán móviles para mejorar atención a los pacientes

app-movil-celular-medicina-futuro-tecnologia-salud-ingenieria-hospitalaria-equipos-medicosSe espera que con el uso de nuevas herramientas se reduzcan los errores, por ejemplo, en la administración de medicamentos.

La firma Zebra Technologies reveló los resultados del estudio “Futuro de la Salud: 2022 Estudio Hospitalario”, que busca medir el impacto del uso de la tecnología móvil en los hospitales de cuidados intensivos. Una de sus principales conclusiones señala que para esta fecha se espera una integración importante de los servicios de datos móviles con códigos de barras y otro tipo de lenguajes para mejorar la gestión y la administración de servicios en salud.

La investigación identificó la creciente adopción de soluciones de movilidad para el cuidado de la salud, gracias al aumento del uso de dispositivos móviles en hospitales de todo el mundo. Según el estudio, las enfermeras de cama aumentarán su uso de 65% a 95%, así como también otros actores de la salud como farmacéuticos y técnicos farmacéuticos de 42% a 96%, técnicos de laboratorio del 52% al 96% y enfermeras de cuidados intensivos del 38% al 93%.

El 72% de los líderes encuestados afirma que dichos dispositivos están mejorando la calidad de la atención, brindando a los médicos información básica al lado de la cama del paciente, incrementando el tiempo con ellos y reduciendo los errores.

Otra conclusión señala que los pacientes perciben el aumento del uso de soluciones móviles, y ocho de cada diez encuestados se sienten más seguros gracias a estas herramientas.

Los jefes de enfermería encuestados y los responsables de la toma de decisiones esperan que los dispositivos ayuden a reducir los errores en la administración de medicamentos (61%) y el etiquetado de las muestras de laboratorio (52%).

Acceder a las historias clínicas también será más fácil. Para el 2022 se espera que el 91% de las enfermeras accedan a esta información de forma electrónica, a las bases de datos de medicamentos (92%) a los resultados de laboratorio (88%).

La identificación de riesgos y de situaciones que comprometan la vida de los pacientes, también serían más fácilmente definidas, informadas y controladas.

“Las soluciones móviles para la salud son una tendencia poderosa y altamente transformadora que están teniendo un impacto significativo en la mejora de la calidad de la atención al paciente en todo el mundo. El gran número de enfermeras y gerentes de IT que respondieron a nuestra encuesta para decir cuánto ha mejorado su trabajo con la movilidad, indica una clara tendencia a una mejor adopción de soluciones móviles en el sector de la salud”, afirmó Ana María Cabrales, solutions marketing senior para Zebra Technologies Latinoamérica.

Fuente: portafolio.co

¿Cómo funciona la medicina inteligente?

medicina-inteligente-aplicacion-app-urgencias-colombia-eps-celular-ingenieria-hospitalaria-equipos-medicosAplicaciones y plataformas tecnológicas podrían ayudar a descongestionar las salas de urgencias del país y podrían ser una salida a largo plazo para el convulsionado sistema de salud colombiano.

¿Se imagina que mediante una notificación de su celular le informen que ya es tiempo de visitar al médico? ¿Se imagina que el doctor de su Empresa Promotora de Salud (EPS) le entregue un diagnóstico más certero basado en sus antecedentes y los de sus familiares? Pues bien, en Colombia ya existen plataformas y aplicativos que logran esto.

El avance se comienza a conocer como medicina inteligente. Se trata de estandarizar las historias clínicas de los pacientes en sistemas que no sólo almacenan datos, también les ayudan a los profesionales a entregar un diagnóstico más personalizado de los pacientes y así prevenir enfermedades futuras.

La tendencia no es tan lejana como podría parecer. La empresa Compensar adquirió el programa Curam, desarrollado por IBM. Esta plataforma se basa en el seguimiento y el monitoreo de los casos según los riesgos de los afiliados. Esta solución también facilita el monitoreo, el seguimiento y la evaluación del desempeño de los planes de intervención.

La medicina inteligente sobre todo busca entregar herramientas de prevención. Por ejemplo, estas plataformas almacenan las actividades individuales de los pacientes e identifican los riesgos o problemas de salud que pueden presentar a futuro y a partir de estos datos le ayuda al especialista a entregar los pasos a seguir para que en el mediano plazo no tenga que estar largas horas en una sala de urgencias esperando su turno.

Otra rama de la medicina inteligente es la asistencia médica a distancia. Un grupo de médicos especialistas colombianos desarrolló el sistema Sky Telemedical, novedoso aplicativo que permite dar recomendaciones a los usuarios de cómo mejorar su condición de salud sin salir de casa, lo que evita desplazamientos prolongados y tiempos eternos de espera en hospitales.

Lo que hace esta aplicación es prestar un servicio de asistencia médica a través del teléfono mediante una video-llamada. El mecanismo es simple: el usuario descarga la aplicación, igual que los especialistas de las EPS, y ambos se conectan a distancia para que pueda haber un diagnóstico inicial y unas recomendaciones rápidas sin necesidad de salir de la sala de la casa.

“Somos un empresa Colombiana 100 % digital. Sin embargo, nuestra plataforma operativa está fundamentada en tener profesionales de la salud de excelente calidad”, explicó el médico especialista Esteban Velásquez, uno de los desarrolladores de la plataforma.

 

¿Y las EPS?

La implementación exitosa de la medicina inteligente tiene mucho que ver con la EPS. Es cierto, el sistema de salud colombiano vive una prolongada crisis por cuenta de los malos manejos y sobre todo por los problemas económicos de orden estructural que afrontan tanto las empresas promotoras como las propias autoridades.

Precisamente las soluciones tecnológicas, bien implementadas, se pueden convertir en la bocanada de aire que necesita el colapsado sistema de salud nacional. Mientras menos pacientes tengan que utilizar los servicios de las EPS, gracias a los diagnósticos inteligentes, los costos pueden disminuir hasta llegar a un punto de equilibrio.

No es un reto sencillo. Es necesario que toda la cadena del sistema aporte su parte. Primero las EPS deben invertir en estas plataformas, los especialistas también deben prepararse para sacarle todo el provecho a estas herramientas. Y también queda el reto para los propios usuarios del sistema, que deben cambiar el paradigma de la atención personalizada.

Fuente: www.semana.com

8 errores de salud que cometemos a diario (y en menos de una hora)

salud-error-dormir-facebook-cama-trabajo-ojos-celular-bienestar-equipos-medicos-ingenieria-hospitalaria-cardioproteccionAcaba de comenzar el día, y si no piensa en el paro, la clase política, la corrupción y la economía (que no es poco), es muy probable que tenga la percepción de mantener su vida bajo control (más o menos). Además, está contento con su salud y se cuida (o eso dicen encuestas como las del Instituto Nacional de Estadística), así es que tiene razones fundadas para sentirse libre de amenazas. Pero no se confíe, porque desde que pone el pie en el suelo está expuesto a pequeñas trampas que le demostrarán que no hace las cosas tan bien como pensaba. Estos son algunos errores que puede cometer en poco más de 60 minutos de cotidianidad.

1. Haber dormido más de la cuenta
Puede sonar tentador, pero no es una buena idea arrancar la jornada tras 10 horas de sueño. Son incuestionables los beneficios de los brazos de Morfeo, pero si duerme más de nueve horas diarias, su tiempo en reposo, sobre todo si no es aficionado a la actividad física, se dispara, mermando, entre otras cosas, su longevidad, según un estudio australiano en el que participaron cerca de un millón y medio de personas cuyos resultados se publicaron recientemente en ‘Plos Medicine’. El estudio matiza: menos de 7 horas, sobre todo si bebe y fuma, también acorta la vida. ¿Qué tal unas plácidas 8?

2. Consultar Facebook desde la cama
El teléfono, fuera de la habitación. Un trabajo de la Universidad de Pittsburgh, financiado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, ha comprobado que los jóvenes que pasan mucho tiempo conectados a las redes sociales son propensos a sufrir trastornos del sueño. “Cada dispositivo eléctronico en la habitación reduce media hora el sueño de los adolescentes”, aseguró a EL PAÍS el investigador de la Universidad de Harvard Charles Czeisler. También sucede con los adultos: la luz de onda corta de los dispositivos electrónicos empeora la calidad del descanso, según ‘PNAS’.

3. Rociarse con aroma de lavanda
Un poco de colonia es el último toque antes de salir de casa. Si sus preferencias se inclinan por el aroma a lavanda, tal vez haya notado picor e irritación de la piel. El responsable es el acetato de linalilo, un componente del aceite esencial de lavanda que no figura en la lista de compuestos alergénicos de la Directiva Europea y, por tanto, “no necesita ser declarado”, indica la investigadora Lina Hagvall, de la Universidad de Gotemburgo (Suecia). El riesgo viene cuando la sustancia entra en contacto con el aire y al reaccionar con el oxígeno se transforma en otro fuerte alérgeno, tanto que, según el trabajo de esta científica, hasta el 2% de las personas que se exponen al compuesto tiene alergia de contacto. Cambie de perfume.

4. Quedarse pegado a la silla
Aunque esté de trabajo hasta arriba, no levantarse del asiento un par minutos por hora podría suponer problemas circulatorios. Francisco Guillén, que también es jefe del Servicio de Medicina Preventiva de la Clínica Universidad de Navarra, insiste en que “el mero hecho de estar sentados eleva el riesgo cardiovascular, aunque vayamos al gimnasio o hagamos actividad física en las horas posteriores”. Y recomienda levantarse cada hora unos dos minutos, “que puede ser lo que se tarda en ir a por un vaso de agua, atender una llamada telefónica de pie o acercarnos a la mesa de un compañero para decirle algo”. Si, además, puede trabajar en vertical durante algunos minutos, el beneficio será mayor, porque no solo evitará los riesgos del sendentarismo, sino que quemará hasta 87 calorías más que si lo hace sentado, según cálculos de la Universidad de Iowa.

5. Frotarse los ojos
Vaya desterrando la costumbre de frotarse los ojos al despertar, o cuando está delante del ordenador, porque podría favorecer un adelgazamiento y deformidad de la córnea (la parte transparente delantera del ojo). Nicolás López Ferrando, jefe de Oftalmología del Hospital General de Villalba, explica: “El frotamiento provoca una ligera inflamación de la córnea, que no llega a producir enrojecimiento del ojo pero sí es suficiente para activar las moléculas que causan inflamación y degeneración del colágeno”. La córnea se vuelve blanda y se deforma, y puede aparecer queratocono (que causa visión distorsionada y borrosa, miopía y astigmatismo, difíciles de corregir con gafas). No se asuste si se consuela con un ligero restregón. “El peligro es para los que se frotan enérgicamente, de forma llamativa”, advierte el especialista.

6. No lavarse bien las manos
En algún momento visita el baño, y sale disparado sin parar frente al lavabo. Mal hecho: está favoreciendo la propagación de gérmenes. Francisco Guillén, secretario de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, insiste en la importancia de enjuagar con frecuencia esta parte del cuerpo, ya que podemos ir cogiendo bacterias desde el pomo de la puerta hasta de un vaso,y luego darle la mano a alguien. “La importancia del lavado de manos es para prevenir la transmisión de infecciones”, sentencia. Un estudio publicado en la revista ‘Journal of Environmental Health’ asegura que solo el 5% de las personas lo hace en el aseo de un modo adecuado. ¿Y cuál es esta forma? Lo detalla la OMS: frotar con jabón durante 15 segundos, sin olvidar uñas, espacios entre lo dedos y muñecas, aclarar y secar con una servilleta de papel con la que cerrar el grifo después.

7. Tener todo el día el móvil sujeto
Para empezar, la liberación por parte de los dispositivos de metales como el cobre o el níquel pueden provocar alergia por dermatitis de contacto en cara, manos, orejas y el cuello, como concluye un estudio realizado en las universidades de Copenhague, Loma Linda y Arizona. Y la cosa no acaba ahí: tanta obsesión podría acabar en ‘ringsiedad’, que es la percepción permanente de que su móvil está sonando cuando no es verdad. Este trastorno, según el diario ‘Cyberpsychology, Behavior and Social Networking’, es pasaporte para episodios de estrés, problemas de sueño y dolor de cabeza. “Si estamos pendientes y obsesionados con recibir un mensaje o una llamada, empachamos el proceso perceptivo y tenemos esa sensación”, aclara Ismael Dorado, psicólogo del Centro de Psicología y Fisioterapia Atlántida Ismael Dorado, en Madrid. La solución, según el experto, pasa por distraerse con otras cosas que le alejen del ‘smartphone’.

8. Olvidar las lágrimas artificiales en casa
Los usuarios de lentes de contacto conocen bien el peligro de infecciones oculares, debido al salto de bacterias de la piel del párpado inferior al interior del ojo cuando se introduce la lentilla, como sugiere un equipo de científicos de la Universidad de Nueva York. Las personas que toman pastillas para el acné también son propensas a estas dolencias, así como a padecer orzuelos, pues estos fármacos atrofian las glándulas sebáceas de la piel, disminuyendo la producción de grasa por las glándulas de los párpados, como asevera Nicolás López Ferrando. Los oftalmólogos aconsejan utilizar lágrimas artificiales en caso de personas con sequedad. “El especialista indicará el tipo de lágrima y la cantidad necesaria”, matiza López Ferrando.

Fuente: elpais.com

Personas podrán tener información médica en sus celulares.

ingenieria-hospitalaria-salud celular-smartphone-medicoOlvide el iPhone 6 y el iWatch; el proyecto con el que Apple le puede cambiar la vida no tiene que ver –no directamente– con venderle un nuevo gadget, sino con transformar radicalmente su relación con su médico, su hospital y el sistema de salud.

En coordinación con centros médicos como Mount Sinai, Cleveland Clinic y Johns Hopkins, así como proveedores de historias médicas electrónicas como Allscripts, Apple ha estado perfeccionando la puesta en marcha de un servicio de salud llamado HealthKit (kit de salud).

Si bien las negociaciones pueden no llevar a nada concreto, sí han puesto de manifiesto cómo la firma de la manzanita pretende poner información de salud, como tensión arterial, frecuencia cardiaca y peso, a disposición de los profesionales de la salud y consumidores.

En otras palabras, la herramienta permitirá que la información esté siempre a la mano del paciente y, por supuesto, de su médico.

Actualmente, estos datos se recogen en miles de aplicaciones de software y en dispositivos médicos, pero no están centralizados. Apple se aseguraría de llevar todo a un único sitio, que con toda probabilidad sería su iPhone.
La razón por la que el sistema probablemente no se extenderá de inmediato a los iPads es, dicen los expertos, básicamente un tema de seguridad.

Las últimas versiones del iPhone tienen sensores de huellas digitales, lo que constituye un mejor seguro para sus registros médicos, que, por ejemplo, la clave de cuatro dígitos de su tableta.

Apple pretende que HealthKit se convierta en un pilar del cuidado médico móvil, un campo fértil que rivales como Google y Samsung ya están explorando. “Apple está entrando en este espacio con un dispositivo de datos”, dijo el analista de salud de Forrester Research, Skip Snow. “Quieren ser un eje en la información sanitaria”, aseguró.

Pero algunas aplicaciones de HealthKit podrían suponer un problema debido a una serie de requerimientos de privacidad y regulaciones y muchos sistemas tecnológicos antiguos, dijo Morgan Reed, director ejecutivo de ACT, una organización que representa a desarrolladores de aplicaciones para móviles.

“Todo el mundo está llamando a la puerta –dijo–, pero dudo de que HealthKit funcione con todos los sistemas existentes”.

Los desarrolladores sanitarios dicen que Apple no será inmune a los retos a los que se han tenido que enfrentar durante muchos años en un sector tradicionalmente conservador y reacio a grandes cambios, como el de la prestación de servicios de salud, empezando con asegurar la privacidad del consumidor.

Junto a la desconfianza de médicos y consumidores, Apple tendrá que lidiar con requerimientos de reguladores de agencias y departamentos federales de EE. UU.

El promotor de la digitalización sanitaria Rock Health calcula que al menos media docena de oficinas gubernamentales pueden intervenir en alguna faceta de la tecnología móvil sanitaria.

Una vez resueltos los retos de su arranque, Apple espera que los médicos usen la información para ver la situación de los pacientes entre sus visitas, para mejorar sus diagnósticos y toma de decisiones sobre tratamientos.

Si bien las negociaciones pueden no llevar a nada concreto –en ocasiones ocurre que desarrollos de punta de firmas como Apple no pasan de la etapa conceptual– sí han puesto de manifiesto cómo la firma de la manzanita pretende poner información de salud, como la presión sanguínea, el pulso y el peso a disposición de consumidores y profesionales de la salud.

Aunque la empresa no ha informado muchos detalles de este servicio, se espera que una versión inicial se incorpore al iPhone 6 cuando sea lanzado el próximo septiembre.

Fuente: http://www.eltiempo.com/

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Twitter