El amor y la amistad tienen su ciencia

amor-amistad-ciencia-ingenieria-hospitalaria-equipos-medicos-cardioproteccion-desfibrilador-automatico-dea-regaloCon motivo del Día del Amor y la Amistad, el doctor Leonardo Palacios quien estudia la neurobiología del amor, explicó lo que científicamente pasa cuando alguien se enamora.

Aunque el amor es un proceso emocional desligado de elementos racionales, los efectos que tiene sobre las personas pueden ser estudiados científicamente. Cuando alguien se enamora, pierde el juicio crítico sobre el otro, incurre en comportamientos obsesivos, su conducta cambia y algunas funciones corporales se alteran.

“Una persona que está en la fase del enamoramiento se siente muy bien. Su frecuencia cardiaca y respiratoria aumentan, puede que le tiemblen las manos y las piernas y, por lo general, tiene esa sensación que se describe como ‘mariposas en el estómago’. Todo esto responde a reacciones químicas”, explica Palacios, decano de la Escuela de las Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario.

La neurobiología del amor ha permitido determinar que las personas enamoradas pasan al menos un 75 por ciento de su tiempo pensando en el ser amado. Además, suelen dormir menos, pero se levantan con mayor energía.

“En el cuerpo se liberan unas sustancias químicas que se llaman las aminas biógenas que son dos: la dopamina, que produce las sensaciones de gratificación; y la feniletilamina (FEA), que altera los ritmos cardiacos, respiratorios y de sueño. Por otro lado, se disminuyen los niveles de neurotransmisores y la persona empieza a tener pensamientos obsesivos”, añade.

Se ha encontrado que los enamorados perciben menos dolor. En un experimento, las personas eran sometidas a una leve presión dolorosa mientras les mostraban fotos de otros sujetos, entre ellos la persona de la que estaban enamorados. Los científicos pudieron determinar que la percepción del dolor bajaba entre un 20 y un 30 por ciento cuando veían la imagen de su pareja.

El desamor también tiene efectos sobre el cuerpo. “Es posible que a una persona se le rompa el corazón y también es posible morir de amor. Es muy raro, pero hay un síndrome de laceración del corazón que se asemeja muchísimo a un infarto del miocardio. Se llama el Síndrome de Tacotsubo y se produce por fenómenos emocionales, por lo general una ruptura amorosa. Tiene una tasa de mortalidad del uno por ciento, y una tasa de reincidencia del uno al ocho por ciento”, añade Palacios.

¿Y cuánto dura el amor? El experto dice que la ciencia ha logrado establecer que la fase de enamoramiento dura entre 18 y 30 meses. Después de ese punto, caen las hormonas. Entonces hay dos posibilidades: las parejas rompen o establecen vínculos y pasan al amor duradero.

Fuente: semana.com

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Twitter