Nueva definición de qué es la presión arterial alta.

presion-arterial-alta-corazon-infarto-cardioproteccion-dea-aed-desfibrilador-externo-automatico-cardioproteccion-equipos-medicos-amigo-corazon“Hay muchas evidencias de que la presión baja es mejor para su salud”, dijo el médico Steven Houser, anterior presidente de la AHA en una rueda de prensa sobre la nueva guía.
Estas nuevas guías, dijo “reflejan la nueva información y debería ayudar a la gente a prevenir, diagnosticar y tratar la presión sanguínea alta pronto”.

La recomendación se basa en el análisis de cerca de 1000 investigaciones sobre el tema, una tarea que tomó 3 años.
Con base en las guías, estas son las categorías en cuanto a la presión sanguínea:

  • Normal: menos de 120 mmHg la sistólica y 80 mmHg la diastólica.
  • Elevada: entre 120 y 129 para la sistólica y menos de 80 la diastólica.
  • Hipertensión 1: entre 130 y 139 en la sistólica y al menos 90 en la diastólica.
  • Hipertensión 2: Al menos 140 la sistólica y al menos 90 la diastólica.

La guía elimina la anterior categoría prehipertensión, que se usaba para personas con presión entre 120-139 en la sistólica y entre 80-89 para la diastólica.
Distintos estudios sugieren que mientras menor la presión sobre lo que antes se tenía, mejor para la salud.

Los investigadores saben ahora que una presión de 130-139 y 80-89 ofrece el doble de riesgo cardiovascular en comparación con quienes tienen una normal, explicó en una declaración Paul Whelton, profesor de Salud Pública en Tulane University y cabeza de las nuevas guías.

Fuente: elcolombiano.com

Aspectos destacados de la actualización de las Guías de la AHA para RCP y ACE de 2015

El presente documento “Aspectos destacados de las Guías” resume las principales cuestiones y cambios de la actualización de las Guías de la American Heart Association (AHA) para reanimación cardiopulmonar (RCP) y atención cardiovascular de emergencia (ACE) de 2015.

 

Los pensamientos curan más que los medicamentos

salud-mente-pensamiento-bienestar-placebo-ingenieria-hospitalaria-medicina-energia-amigo-corazonBruce Lipton reclama una nueva medicina, la que tenga en cuenta la energía por su capacidad para curar.

Bruce Lipton (Estados Unidos, 1944) ha conseguido aunar ciencia y espíritu. No es poco mérito el suyo si tenemos en cuenta lo “alérgicos” que son los científicos a los temas trascendentales. Es doctor en Biología Celular y fue pionero en la investigación con células madre. Sus estudios sobre la membrana celular y las modificaciones de las células según el entorno sentaron las bases de la nueva epigenética. Sus descubrimientos (que iban en contra de la opinión científica establecida de que la vida es controlada por los genes) y el estudio de la física cuántica le han llevado a criticar duramente la medicina convencional. Es autor de libros como La biología de la creencia y La biología de la transformación.

Usted asegura que la medicina convencional va por muy mal camino. ¿Tan peligrosos son los medicamentos que nos recetan?
Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU, ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Y esas personas son muchas más que las que mueren por tomar drogas ilegales. Hay algo que no funciona en la ciencia médica. Hace algunas cosas bien, como la traumatología, pero está matando a mucha más gente de la que ayuda. Tiene que aprender cómo funcionan las células.

¿Y qué ha descubierto sobre las células pero que no tiene en cuenta la medicina?
Yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Puse una célula madre en una placa de petri y, como cada diez horas se divide en dos, al cabo de dos semanas, tenía miles de células, todas idénticas. Luego cogí algunas de ellas, las coloqué en otra placa y cambié el entorno celular (son más como peces porque viven en un entorno fluido). Cambié la química en esa placa y ahí formaron músculo. Después, cogí otras de la primera placa y las puse en un entorno diferente, y se formó hueso, y otras se convirtieron en grasa al volver a cambiar el entorno. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, las células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad. ¡El humano es un placa de petri cubierto de piel!

¿Cuál es el entorno de la célula que hay que cuidar?
Dentro de mí hay 50 trillones de células y el entorno celular para nosotros es la sangre, por ello la composición de la sangre cambia el destino de la célula. ¿Y qué controla la sangre? Pues el sistema nervioso, que crea una química diferente según el sistema exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa. Por ello, si pongo al ser humano en un entorno nocivo, igual que la célula, también enferma. Si lo trasladas a un entorno sano, entonces sana. Por tanto, la medicina culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno. Y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno.

En un entorno sano, ¿nos curamos automáticamente? ¿Así de fácil?
No es tan fácil, porque la mente interpreta. Puede suceder que estemos en un entorno muy sano y que la mente lo lea como un entorno negativo o perjudicial. Entonces crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula lee el entorno directamente. Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.

¿Está diciendo que el efecto placebo –creer que algo nos sanará– es más curativo que un medicamento? Pero no hay casi investigaciones sobre eso.
Sí, tienes razón. ¿Eres consciente de que hay más de una manera de hacer energía sin tener que depender del petróleo? Pero seguimos dependiendo del petróleo porque no interesa el cambio a los que controlan la energía. Lo mismo pasa con las empresas farmacéuticas. Venden fármacos y ¿poder sanar sin fármacos es bueno o malo para la industria farmacéutica? No quieren que sanes sin comprar sus fármacos. ¿Se puede poner energía en una cápsula? Si fuera así, las farmacéuticas intentarían vendértela. Si puedo sanar sin usar medicamentos, la industria que los produce no gana dinero. Deberíamos poder decir que la ciencia está separada de la industria farmacéutica, pero no es así, porque con el dinero de esta se paga el desarrollo de la ciencia, y ese dinero solo va esos estudios que dicen que las drogas funcionan. El dinero controla la ciencia.

Explíquenos cómo funciona ese poder que dice que tiene la mente para la autocuración.
He hablado de que la mente controla: si piensa de una manera, se va en una dirección y, si piensa de otra, se va en otra. Por ejemplo, cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo. Entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a las células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés. Y estas hacen dos cosas. La primera es que frenan el crecimiento del cuerpo. Porque si me está persiguiendo un león, necesito toda la energía para poder escaparme, y mi organismo apaga todo lo que no sea imprescindible para correr más rápido, así que se paraliza todo lo que tiene que ver con el crecimiento. La gente no lo sabe, pero tienes que crecer todos los días, porque, si no, te mueres. Cada día cientos de billones de células mueren y tienes que ir produciendo nuevas. Cada tres días, el sistema digestivo renueva sus células, pero si se intefiere con ese crecimiento, entonces no puedo estar sano porque estoy perdiendo demasiadas células al día, por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y crea problemas de digestión, porque mata todas las células, no solo las del cáncer. La segunda consecuencia de as hormonas del estrés es que se cierra todo aquello que usa energía, y el sistema inmunitario usa muchísima energía: cuando estás enfermo, te sientes muy cansado porque tu energía la está usando el sistema inmunitario.

Eso significa que el estrés nos hace enfermar, ¿no?
Las hormonas del estrés apagan el sistema inmunitario, incluso la medicina usa este efecto en algunas ocasiones. Por ejemplo, si me trasplantaran un corazón, mi sistema inmunitario lo rechazaría. En esos casos, los médicos dan hormonas del estrés y eso impide que funcione el sistema inmunitario. Es tan claro que suprime el sistema inmunitario que lo usamos como un medicamento. Cuando la persona está bajo estrés, afecta de dos maneras: la primera es que deja de haber crecimiento y la segunda es que se apaga el sistema inmunitario. De esta forma, virus nocivos pueden atacarme fácilmente. Cuando estás bajo mucho estrés, te enfermas. Y debo decir que, si tomamos una muestra de sangre de cada persona, descubrimos que todos tenemos células cancerígenas. Las tenemos siempre, pero si está funcionando el sistema inmunitario, no pueden crecer. Una vez que se apaga el sistema inmunitario, proliferan. Es como el catarro: no tienes que coger el virus, ya lo tienes dentro. Son organismos oportunistas. El 90 por ciento de la gente que va al médico es debido al estrés, y también el cáncer funciona igual.

Explíquenos qué es la medicina cuántica o medicina de la energía.
Como decía, la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable es porque los médicos no saben cómo funcionan las células. La segunda es que la medicina está basada en la física de Newton. No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas. Pero, a principios del siglo XX, apareció la física cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo invisible. Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones. ¿Y qué hay dentro? Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniania. La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía. Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.

La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Si todo es energía, ¿los pensamientos también? ¿Cómo influyen en nuestra salud?
La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no lo pueden vender. Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. Pero es cierto que las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo. Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. Y es la razón por la que yo cambié mi carrera. Estaba enseñando en la universidad que hay que seguir con fármacos y sabía que eso no era verdad. La medicina lo conoce, pero no habla de ello. Sabe que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. Uno se llama placebo y el otro nocevo. En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer. Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas.

Y eso enlaza con la física cuántica.
Totalmente. Por eso no funciona la medicina, porque no reconoce la ciencia cuántica. No mira hacia ahí porque el dinero está en otro lado.

Usted ha explicado que, en la mente, quien realmente tiene el poder es el subconsciente, ¿por eso es tan difícil cambiar hábitos de pensamiento?
Es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo.

Pero no lo podemos controlar.
Lo puedes reprogramar. La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida.

Es decir, los niños absorben también sus enfermedades o sus actitudes negativas, y así se ‘programa’ su subconsciente. ¡Qué gran responsabilidad para los padres!
La gente, cuando oye esto, se preocupa, se culpa. Pero no eres culpable si tú no sabes que el subconsciente funciona así. No lo sabían nuestros padres, ni nuestros abuelos ni bisabuelos. Ahora bien, cuando lo entiendes, tienes que cambiar tu manera de vivir, porque entonces sí eres responsable. Está demostrado que si un niño adoptado vive en su familia casos de cáncer, en su madurez puede padecer cáncer aunque su genética sea diferente. Sería algo así como conducir un coche: si te enseñaron a conducir mal y has automatizado esa forma de conducir, pues lo más probable es que tengas accidentes. Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. El futuro es una mejor educación para los niños, incluso en la etapa prenatal.

¿Podemos reprogramar el subconsciente para estar más sanos o ser más felices con nuestra vida?
Los comportamientos que vienen del subconsciente no los percibes y pueden estar haciéndote daño. Quizás te sientes enfermo y echas la culpa a otra cosa. Al cambiar estos programas erróneos en el subconsciente, puedes recrear toda tu vida. Hay varias maneras de hacerlo. Se piensa que, cuando la mente consciente registra algo, la subconsciente también filtra esa informacion, pero no es así. La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. Por ello, la manera de reprogramar es repetir y repetir hasta que se crea un hábito. Si leo un libro de autoayuda, mi mente consciente dice: “Sé todo lo que hay en el libro y lo aplico”, pero la subconsciente no se entera de nada. Entonces, piensas: “¿Por que sé tanto y todavía mi cuerpo no funciona?”. Los pensamientos positivos, el conocimiento… solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tengo desde mi niñez. Y esa es la razón por la que los pensamientos positivos no son suficientes. Ayudan, pero no ves muchos resultados. Todo sigue igual hasta que no cambias el subconsciente. Técnicas de psicología basadas en la energía como la hipnosis o el Psych-K son una manera de cambiar el subconsciente, es como un aprendizaje rápido.

Con su investigación, ha aunado ciencia y creencia, un binomio que evita la mayoría de los científicos. ¿Usted cree en la eternidad?
Absolutamente, sí. No hay dos personas iguales, y lo digo desde el punto vista biológico. Si cojo mis células y las traslado a tu cuerpo, no soy yo, el sistema inmunitario las rechaza. En las células hay como una especie de antenas en miniatura. Son receptores y algunos son autorreceptores. Tú tienes diferentes autorreceptores a los míos. Pero los receptores reciben las señales del entorno. Si corto esos receptores, la célula no tiene ninguna identidad, porque no le viene de dentro sino de fuera. Para explicarlo de forma gráfica, diría que el cuerpo es como un televisor: mis antenas captan y reproducen el programa televisivo de Bruce. Esos receptores recogen esa transmisión. Si estoy viendo la tele y se estropea el tubo de la imagen, ha muerto el televisor, pero sigue la transmisión. Así que cojo otra, la enciendo, conecto el canal y vuelvo a ver el programa de Bruce, pero en otra tele, o lo que es lo mismo, en otro ser. Si ese ser tiene los mismos receptores que tienes tú, volverás a estar trasmitiendo lo mismo, pero en otro cuerpo. Esto explica la reencarnación y quiere decir que el cuerpo puede ir y venir, pero la transmisión siempre está ahí.
Si se muere mi cuerpo, mi fuente de ser y mi espíritu tienen la memoria hasta que tenga otro cuerpo. La lección más importante es que estar vivo es un regalo, una alegría por todo lo que podemos sentir. Cuando hagamos eso, todo el mundo estará sano.

29 de septiembre, día mundial del corazón

Dia del corazonLa Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud celebran el 29 de septiembre el Día Mundial del Corazón.

El objetivo de este día es dar a conocer a todo el mundo las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento.

Enfermedades como el infarto de miocardio y el accidente cerebro vascular son en la actualidad las enfermedades más mortíferas del mundo, cobrándose cada año 17 millones de vidas.

Durante el Día Mundial del Corazón se pretende llamar la atención sobre la necesidad de favorecer los entornos y volverlos más saludables, logrando evitar enfermedades al corazón, ya sea en los hogares, en el trabajo o en las comunidades.

Las enfermedades cardíacas afectan la calidad de vida de millones de personas, son la causa principal de muerte y uno de los grandes desafíos para la salud de las sociedades.

Los cambios adversos en los estilos de vida acompañantes a la industrialización, urbanización y un discreto incremento en el ingreso económico han propiciado un mayor grado de exposición a los factores de riesgo cardiovascular que están en estrecha relación a la manera en que vivimos.

El elevado nivel de sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad y el uso del tabaco contribuyen en forma notable al riesgo de eventos cardiovasculares. Con el crecimiento urbano acelerado, las dietas tradicionales, ricas en frutas y verduras frescas, se han dejado a un lado y se ha abierto paso a la comida de preparación rápida con elevado contenido de azúcar, grasas o sal. Todos estos elementos constituyen factores de riesgo dietéticos para la enfermedad aterosclerosa, proceso que se desarrolla en forma gradual a lo largo de los años y que finalmente produce obstrucción arterial coronaria, accidente vascular cerebral y no en pocos casos, desencadena la muerte en forma súbita.

Con los avances en la práctica médica ahora es posible prevenir o demorar el inicio de estas enfermedades cardiovasculares. Por ello la prevención está tomando una importancia primordial. Las comunidades médica y cardiológica pueden desempeñar un papel fundamental en los esfuerzos de salud pública para la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular.

La prevención primaria se inicia con el interés del enfermo en informarse, en profundizar en el conocimiento de su organismo, de su salud y de la posibilidad de prevención de las enfermedades. Es un asunto de educación y cambio en conductas de riesgo más que de intervención con fármacos.

El beneficio neto es claramente superior con un mejor estilo de vida que con cualquier medicamento utilizado.

Ingeniería Hospitalaria, y su línea de marca Amigo Corazón®, conscientes de la importancia de preservar la salud cardiovascular en la población de nuestro país, participa en esta celebración alentando a toda la comunidad a encaminarse a la salud del corazón propiciando un lugar de trabajo saludable y Cardioprotegido, donde se promueva la alimentación sana, la actividad física y el ambiente libre de humo de tabaco, acciones que han mostrado ser una forma costo efectiva de salvar vidas y mejorar la productividad.

Fuente: www.amigocorazon.com

Cardioprotección en colegios: ¡Haga parte del cambio!

cardioproteccion-colegios-instituciones-educativas-Medellin-Colombia-salud-bienestar-dea-desfibrilador-externo-automatico-ingenieria-hospitalaria-amigo-corazon¡Haga parte del cambio, Cardioproteja su colegio!

Servicio con calidad de vida que cuida la cadena de supervivencia y a la vez genera medidas confiables para reaccionar en caso de presentarse un evento de parada cardiaca o muerte súbita

Alcance
Consiste en entregar zonas seguras y confiables ante la posibilidad de un evento de paro cardiaco o muerte súbita, al mismo tiempo crear cultura en el cuidado de la vida por el otro y de esa manera sensibilizar a la comunidad estudiantil en medidas preventivas y reactivas que a corto plazo generará un país más consciente.

¿Por que Colegios Cardioprotegidos?
Porque debemos estar preparados ante un suceso de este tipo, porque el solo hecho de tener conocimiento y ser un primer respondiente frente a un evento de este tipo nos hace consciente de la importancia del cuidado por la vida y sentido de pertenencia.

Alcance y desarrollo del mismo lo realizamos a través de una visita a su Institución Educativa
Es importante hacer la aclaración que para nosotros es de suma importancia dar a conocer el servicio a su institución por tal razón nos permitimos presentar la información en los eventos y actividades que la institución tenga programado con alumnos y padres de familia, así mismo nos unimos a la semana de la salud, de la ciencia o de la cultura.

En el siguiente link http://issuu.com/ingenieriahospitalaria/docs/amigo_corazon puede conocer nuestro portafolio de servicios Amigo corazón®

¡Haga parte de un país consciente, forme en el valor de la Responsabilidad por el Cuidado de la vida propia y la de nuestros semejantes!

Amamantar, un acto natural

PiknikasA pesar de los prejuicios sociales que han hecho que las madres se inhiban de alimentar a sus hijos en público, un grupo de ellas se ha puesto como meta recordarle a la sociedad que amamantar es un proceso humano natural.

Con sus bebés sobre el regazo y la mirada perdida en sus gestos, 20 madres descubrieron el pasado domingo sus pechos -vestidos con blusas blancas-, para amamantar a sus pequeños durante 30 minutos en uno de los pasillos del Centro Comercial Santafé, de Medellín.

Mientras entonaban una canción de origen africano y traducida al francés, que repite las palabras “belle mamma, belle mamma eh”, las mujeres superaron sus propios prejuicios con la lactación en público para participar en el performance Amamantar está de moda, convocado por el grupo Mamás Tejiendo Camino.

Aunque ellas desconocían ese ritmo, Marcela Rubiano Carmona, mamá de Violeta -de 16 meses- y también participante, se los enseñó para que lo repitieran y, así, llamar la atención de otras madres, motivándolas a que amamanten a sus hijos y procuren por su desarrollo físico y cognitivo.

Ella, consejera de lactancia del grupo y artista, contó que “más allá de mostrar las tetas”, como muchos podrían interpretarlo, “el performance estaba orientado a naturalizar la lactación en público, como un acto que es normal y, sacado del contexto sexual, es una escena estéticamente bonita: una mamá alimentando a su niño”.

Entre las asistentes estaba Juliana Vera Saldarriaga, una sommelier que llegó al encuentro -pactado por Facebook- con el pequeño Elías, de 6 meses, para apoyar esa iniciativa que “ayuda a devolverle la confianza a las mujeres en el amamantamiento, como un comportamiento natural y necesario” que no debería incomodar a nadie.

“Yo creo que cuando una mujer se siente inhibida para amamantar a su bebé en público, existen mayores problemas de lactancia y nutrición del niño, porque va a recurrir más a cargar teteros con leches de tarro, y a dejar de transmitirle el amor, la seguridad y la confianza a través del pecho”, comentó.

Ver para aprender

Otro de los fracasos que se presentan en el periodo de lactancia, según Marcela, es que las madres que nunca han visto a otras alimentando a sus hijos no saben cómo hacerlo con los suyos y, por eso, tienen dificultades durante los primeros días de vida del pequeño.

“A amamantar se aprende mirando a otras, conociendo las posiciones en que se debe agarrar al bebé, cómo acercarlo al pecho y cómo no pegarlos para evitar que haya molestias, como las grietas o heridas”,

indicó.

En ese sentido, Juliana reiteró que el hecho de que las futuras madres no vean a otras lactando en sitios públicos hace más difícil que aprendan a hacerlo, porque la mayoría de veces incluso las mismas mujeres de sus familias amamantaron encerradas en la casa, apartadas del mundo.

En esas condiciones -sin amigas, hermanas o tías que le enseñaran- aprendió a alimentar a sus dos hijos Claudia Rivera Rivera, quien es ahora, además de la terapeuta familiar que lidera el grupo de Mamás Tejiendo Camino, responsable de acompañar a las madres lactantes y “ser como su escudo”.

Aunque su hijo menor, Nicolás, ahora tiene 7 años, ella decidió orientar a las madres para que entiendan, al igual que las personas que están en su entorno cercano, que “amamantar es un acto natural” cuando se mira “a través de un prisma libre de prejuicios”.

Mamás Tejiendo Camino

La terapeuta familiar Claudia Rivera Rivera contó que Mamás Tejiendo Camino es un grupo de madres que, sin tener ningún “cuento jurídico”, se encuentran periódicamente para motivar a otras a que se unan, y sensibilizarse respecto a procesos como el embarazo, el parto, el posparto y la crianza.

“Hacemos grupos de apoyo en los que hablamos sobre temas como la alimentación complementaria y la crianza de los hijos, para que ellas estén informadas y confíen en sí mismas. También las acompañamos en sus sentimientos de culpa, tristeza, felicidad… luego de procesos como el parto”, comentó.

Fuente: http://www.elmundo.com/

No es un ataque cardíaco

La parada cardíaca súbita o muerte súbita cardíaca (PCS/MSC) se confunde a menudo con un ataque al corazón. Un ataque cardíaco previo aumenta el riesgo de padecer una PCS/MSC, pero esta última es totalmente diferente de un ataque cardíaco. Ambos trastornos son consecuencia de problemas cardíacos, pero ambos presentan factores de riesgo, opciones terapéuticas y resultados distintos

anatomy-heart-attack¿Qué es un ataque cardíaco?
Un ataque cardíaco está causado por un problema de circulación del corazón, cuando se bloquea una (o más) de las arterias que le suministran sangre. El oxígeno de la sangre no puede llegar al músculo cardíaco, el cual resulta lesionado.

Esta lesión del músculo cardíaco puede ocasionar alteraciones del sistema eléctrico del corazón. Y una mala función de este sistema eléctrico puede originar ritmos cardíacos peligrosamente rápidos que pueden causar PCS/MSC.

anatomy-sudden-cardiac-arrest¿Qué es una parada cardíaca súbita o muerte súbita cardíaca?
A diferencia del ataque cardíaco, la parada cardíaca súbita o muerte súbita cardíaca (PCS/ MSC) habitualmente está causada por un problema eléctrico en el corazón. La PCS/ MSC se produce cuando las cámaras inferiores del corazón (ventrículos) desarrollan bruscamente un ritmo rápido e irregular (fibrilación ventricular) que determina que los ventrículos tiemblen en lugar de contraerse. Este movimiento caótico de temblor de los ventrículos convierte al corazón en una bomba ineficaz que ya no puede suministrar oxígeno al organismo y al cerebro.

En cuestión de segundos, la persona pierde el conocimiento y deja de tener pulso. Sólo el tratamiento inmediato de urgencia, como la reanimación cardiopulmonar (RCP) y la desfibrilación externa precoz, puede evitar la muerte por PCS/MSC. Cada minuto que transcurre sin tratamiento desde la aparición de la PCS/MSC disminuye la supervivencia en un 10%, por lo que es preciso recibir rápidamente el tratamiento de urgencia para evitar la muerte.

Si usted, o alguien a quien conozca, ha sobrevivido a un ataque cardíaco, es fundamental que conozca los factores de riesgo de la PCS/MSC. Para evitar la PCS/MSC, el cardiólogo a menudo prescribirá tratamiento para controlar la frecuencia cardíaca o para administrar automáticamente una descarga eléctrica al corazón a fin de que recupere un ritmo normal. En caso de emergencia por PCS/MSC, se pueden salvar vidas mediante una acción e intervención rápida.

Fuente: www.muertesubita.com

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Twitter